Siempre soñé con Japón

Y finalmente fui. En septiembre del 2017. 4 semanas, 2 mujeres, muchos kilómetros y poca improvisación. Porque en Japón el concepto “improvisar” seguro que ni siquiera existe. Me fascinó el contraste, pese a los colores de las urbes me quedé con el verde insultante que existe alrededor de ellas.

Processed with VSCO with g3 presetProcessed with VSCO with g3 presetProcessed with VSCO with q5 presetProcessed with VSCO with hb2 presetProcessed with VSCO with c2 presetProcessed with VSCO with c2 presetProcessed with VSCO with g3 preset